Como empresario, es probable que tenga un plan de negocios que dice lo que quiere lograr, qué amenazas se ven, sus proyecciones financieras, y la cantidad de dinero que se necesita para llegar allí. Pero, ¿ha creado una hoja de ruta de cómo llegar allí, o simplemente la historia de sus deseos?

Muchos empresarios tienen un plan de negocios. Pero muy pocos tienen una hoja de ruta de cómo lograr a sus objetivos o para monitorear su progreso a lo largo del camino. Eso es lo que yo llamo el “eslabón perdido” entre la mayoría de las startups.

Es necesario crear una sola página y un plan estratégico que toda la organización pueda apoyar. He aquí un esquema para que las prioridades a incluir en su hoja de ruta:

Crear y conseguir objetivos. Esta lista debe manejar casi todas las decisiones dentro de su organización. Es importante establecer metas tanto a largo como a corto plazo. Prioridades de largo alcance que no cambian e incluyan a menudo: valores centrales, grandes metas audaces y prioridades en el rango de tres a cinco años. Las prioridades de corto alcance  incluyen “piedras” que se deben saltar para mover su organización hacia lo definido.

Seguimiento de su progreso. También debe vocalizar e identificar las métricas de rendimiento clave que le ayudarán a saber si está en el camino correcto. Asegúrese de comunicar su progreso en el corto plazo y metas a largo plazo.

Reunirse regularmente. Programar reuniones periódicas para construir y asegurar la rendición de cuentas. Recomiendo la celebración de una reunión corta todos los días para medir el progreso de su equipo y para subsanar los puntos de fricción. En la reunión semanal, hablar de “una buena noticia”. A continuación, cada trimestre, tome de uno a dos días y revisar el trimestre pasado frente al plan. El objetivo de esta reunión es para actualizar el plan de una página, incluyendo las nuevas “piedras” que se avizoran en tres meses o los grandes cambios en su estrategia.

Fuente: www.youngentrepreneur.com