Una buena opción de negocio personal en estos tiempos es convertirse en un planificador de la boda. Este negocio poco a poco va replicándose en diferentes regiones, sobre todo por el interés de las nuevas parejas de tener una boda personalizada y perfecta. Un planificador de bodas se encargará desde proveer las flores hasta atender a los ensayos, con el fin que todo salga perfecto.

Aparte de conocer y gustar mucho sobre el mundo de las fiestas de bodas, el organizador (a) de bodas debe tener fuertes habilidades de organización y de mando, además del conocimiento experto de normas de etiqueta.

Sin duda es un negocio que te brinda grandes posibilidades de crecimiento y socialización, sin embargo antes de entrar de lleno, debes tener en cuenta las ventajas y desventaja:

Ventajas

– Hay un crecimiento de las bodas en parejas mayores, quienes realizan bodas más caras aumentando su potencial de ganancias como un planificador de la boda por cuenta propia.

– Celebrar el romance puede ser una forma divertida de ganarse la vida.

– Puede no gastarse mucho en publicidad, debido a que el boca a boca puede ayudar en la publicidad de un negocio de planificador de bodas.

– Gran potencial para elaborar una red profesional de contactos.

Desventajas

– Hay pareja problemáticas (clientes difíciles) que pueden poner trabas a una correcta organización.

– Puede tomar varios meses ver un beneficio real del negocio, pues requiere cierta inversión.

– Hay tiempos de inactividad  pocas bodas en ciertas épocas del año. Esto significa rendimientos irregulares y los problemas de flujo de caja para los planificadores de la boda.

¿Qué necesito para ser planificador(a) de bodas?

– En primer lugar necesitarás uno o dos asistentes, además de un encargado de las fotos.

– También necesitarás una red de proveedores, incluyendo catering, alquiler de esmoquin, fotógrafos de boda / camarógrafos, salas de recepción, floristerías, restaurantes y clubes de campo es una necesidad.

– La fijación de la fecha y los lugares para la ceremonia y la recepción son lo primero que debes establecer con tus nuevos clientes.

– Debes mantenerte al tanto de las nuevas tendencias de la boda mediante la lectura de revistas de novias y asistir a las bodas con un ojo vigilante.