3 desaciertos publicitarios de grandes empresas. Cuide que no le pase

No solo los pequeños empresarios están exentos de cometer errores. También las grandes empresas cometen a pesar de todos los profesionales que puede haber detrás de ellos. Algunos de estos errores, son por el capricho de la alta dirección que le hace oídos sordos a los profesionales y otros tantos provienen de los mismos profesionales. De cualquier forma, estas empresas les resulta muy costosas. Y los errores publicitarios incluso les pueden costar  juicios e indemnizaciones. Tenga cuidado de cometer los errores que describiremos a continuación.

British Rail

Era 1984 y la empresa decidió optar por la frase: “Estamos llegando” como slogan superlativo de su campaña. ¿Es sincera? Quizá si, pero admitir el minimo margen de error no es una práctica en la que se embarca un publicista cuando hace su propia investigación, junto con la de 14 agencias y se convence de que la honestidad es la mejor política. La empresa había gastado 35 millones durante los 5 años anteriores tratando de convencer a los pasajeros que la década de 1980 era “la era del tren”. Entonces cuando British Rail optó por la frase “Estamos llegando” los medios se regodearon diciendo que BR podría haber pensado que estaba llegando pero sus trenes repletos de gente quizá no.

Mr. Keppling – Cuento de Navidad

Se armó un gran revuelo debido al aviso de Mr. Kepplig que comenzaba con unamujer dando a luz en el escenario. Cuando la cámara se aleja, se puede apreciar que la escena se habia rodado frente a una horrorizada audiencia de un acto teatral conmemorativo de navidad. Una mujer pasmada le pregunta al párroco, que está comiendo un pastel de frutas secas de Mr. Kepplig, si el pastelero Keppling alguna vez habia dirigido una obra de teatro. La respuesta fue No, pero el hace …etc.

El comercial fue el más criticado del 2004, fue sacado del aire luego que provocara llamadas telefónicas de los indignados televidentes. Ofcom, el regulador de TV argumento que era una burla de un hecho religioso que podía ser contraproducente para los niños y que era denigrante para las mujeres porque le restaba importancia al acto de dar a luz.

Burger King- Herb

En 1985 Burger King lanzó una campaña enb los EEUU. que tenía como protagonista a un tonto sabelotodo llamado Herb. La premisa sin sentido, consistía en que Herb era un perdedor ingenuo que no se había percatado de la excelencia de Burger King de cocinar a la parrilla en vez de freir la comida. Fue una humillación para las personas de la agencia que habian creado la campaña.

Fuente: Miscelanea de Negocios

Leave a Reply

Required fields are marked *.